audare est facere

¿Quién, si yo gritara, me escucharía entre los órdenes angélicos?

Autores

Pablo Javier Aragón Plaza
Pinche aquí para ver Currículum

Agradecimientos y créditos

A mi madre, Isabel Plaza, que me creó, me crió, me sostiene y me regala todas sus sonrisas a cambio de nada
A Juanito, Chiqui, Alberto y Rosana, juntos descubrimos el mundo, cuando todo era aún nuevo
A Duque, Abu y Cromito, mis pequeños, lo mejor de la vida aparece de repente y te cambia para siempre, apenas sin darte cuenta
Gracias, Gordo,  el niño que nunca he dejado de ser sigue creciendo eternamente junto a ti, nostalgia de los días de colegio y de las Incógnitas que tendían a Infinito.

Enlaces interesantes 

http://exterior.pntic.mec.es/parp0007

In girum imus nocte et consumimur igni

AL CABO

Al cabo, son muy pocas las palabras

que de verdad nos duelen, y muy pocas

las que consiguen alegrarnos el alma.

Y son también muy pocas las personas

que mueven nuestro corazón, y menos

aún las que lo mueven mucho tiempo.

Al cabo, son poquísimas las cosas

que de verdad importan en la vida:

poder querer a alguien, que nos quieran.


DA CAPO AL FINE